23 febrero 2011 Desfiles, Diseñadores, Ropa

adolfo-dominguez-horz.jpg

El lunes le tocó el turno a otro de los platos fuertes de la pasarela Cibeles Madrid Fashion Week, el diseñador Adolfo Domínguez que presentó una colección de otoño-invierno 2011-12 muy divertida y alegre inspiración de Tiziana Domínguez, hija del diseñador.

Una clara referencias al Pop Art y al cubismo en forma de certeras pinceladas flúor y de cortes elaborados inspiración de en un cuadro de la serie Drip Ants con fuerte inspiración en los años 70 pero reinventados.

Sin embargo los patrones a medida que iban cambiando de tonalidades iban subiendo en grados los cortes, el caos expendiéndose con formas asimétricas y mezcla de tejidos como el punto mezclado con el neopreno o las sedas con originales acabados.

La prenda clave de la colección han sido los vestidos largos hasta la rodilla o mini junto con diversos modelos de chalecos, que casi siempre se exhibieron con pantalones rectos tipos sastre y vestidos de cóctel sobrio pero muy bien resuelto.

Formas orgánicas y arquitectónicas en los vestidos de noche con cremalleras vistas que los envolvían y les otorgaban un claro acento “sport”. En definitiva se puede considerar la colección de Adolfo Dominguez como divertida con alegres notas flúor.

Si embargo las propuestas para el hombre ha sido muy distinta y ha estado inspirada en los tonos neutros que van del gris al arena, y como estrella del desfile, el abrigo militar.

Vía | Vogue

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *