5 septiembre 2012 Desfiles

En la Madrid Fashion Week volvió a dejar sin palabras la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada, como siempre con su estilo peculiar, con prendas que resultan más parecidas al mundo de disney o de los dibujos animados que al de la moda, pero que para muchos son hitos y creaciones de alta costura.

Nos encontramos ante modelos que son imponibles, incombinables y no visibles en la calle, aunque siempre serán Agatha Ruiz de la Prada como esas capas corporales, de estilo burka en forma de corazón o los vestidos de tarta XXL, extragrande, sin duda innecesario pero que sigue la senda de los diseños de la marca.

Por no hablar de esos vestidos en forma de corazón y estrellas o el de la mesa con ruedas, incomprensibles, pero con el toque especial, con ese brillo que tan sólo ella puede darle a unas prendas. Siguiendo con faldas de alambre o vestidos jaula o con parecido literal a una montaña de margaritas.

Nos encontramos ante un mundo paralelo, el de la diseñadora que vive con ojos de niño/a y que todo lo desarrolla con esos logos, pero que para mi a parte de ser única en su estilo, si que se está estancando bastante, todo corazón, estrellas, y poca variación de sus anteriores colecciones, quizás le falta algo de ingenio y novedad a la nueva apuesta para la primavera-verano 2013 de la marca Agatha Ruiz de la Prada, pero como siempre sorprende y es de lo más llamativa de estos días de pasarela y desfiles.

Fuente | Divinity

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *