21 febrero 2011 Desfiles, Diseñadores, Ropa

amaya-arzuaga2-horz.jpg

La colección de la diseñador Amaya Arzuaga (AA) fue una de las más esperadas en la jornada del sábado en la Cibeles Madrid Fashion Week 2011. Y aún así hubo cierto desconcierto tras el desfile, puesto que en la mente de muchos, se cree que la diseñadora no abrió toda la baraja y se reserva una sorpresa para la pasarela en Paris a la cual asistirá.

Aún así, la burgalesa presentó unas propuestas para el otoño-invierno 2011-12 que se puede calificar como muy serena, con fuerte predominio del negro así como la piedra y toques de cereza y humo, en la que la diseñadora trata el punto como tejido para confeccionar largos vestidos de rayas.

amaya-arzuaga-horz.jpg

Diseños contemporáneos y urbanos con un toque sexy smart propio de una diseñadora de moda un tanto fetichista, que bien podría vestir a la mismísima Lady Gaga por su fundamentado en ‘leather tops’ y sus conocidas minifaldas de amplios volúmenes acompañado por botines calcetín de caña ancha y punta abierta que les permite pisar con seguridad.

Patrones geométricos con faldas de lana, vestidos-camiseta y abrigos de pelo de conejo con can-can en tonos como el verde esmeralda marcan la colección de la diseñadora así como el frambuesa.

Amaya Arzuaga asegura que la colección tiene dos siluetas muy definidas: una muy pegada al cuerpo y otra de amplios volúmenes, con materiales como el cuero elástico, las lanas hervidas o la seda.

Una colección en definitiva la presentada en Cibeles 2011 que si bien no ha sorprendido como se esperaba se puede decir que reinventar sus tradicionales geometrías en los patrones.

Vía | Vogue

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *