5 febrero 2011 Diseñadores, Noticias

La última campaña publicitaria de Yves Saint Laurent para la fragancia Belle d’Opium no ha gustado nada en Reino Unido. Las quejas han llegado al juez encargado de regular la publicidad y ha sido censurado.

En el vídeo comercial protagonizado por la sensual Mélanie Thierry ha pasado a manos de los jueces censores de la publicidad y han considerado que la modelo simula la ingesta de sustancias ilegales.

El realizador de esta controvertida campaña es Romain Gavras, hijo del cineasta Costa Gavras y habitual de la polémica que unido a Yves Saint Laurent no es de extrañar que los británicos se hayan escandalizado ya que Opium para YSL era su perfume fetiche.

El juez de regular la campaña ha declarado: “Aunque no hemos considerado que hacer publicidad para un producto llamado Opium fuera irresponsable ni chocante (…), hemos estimados que los gestos de la mujer simulaban la toma de droga”, explicó la Advertising Standards Authority británica. “Por tanto, hemos llegado a la conclusión de que era irresponsable e inaceptable emitirlo”, añadió.

El grupo L’Oréal, propietario de los perfumes YSL, interpreta por su parte este baile de la actriz francesa Mélanie Thierry como el de una persona que “parece en buen estado de salud, llena de vida y que expresa su sexualidad”.

En un momento dado la actriz, con la melena al aire, luciendo un vestido blanco largo y vaporoso y con maquillaje sofisticado, apunta con su dedo sus venas a altura del codo y lo desliza por el antebrazo. Luego sigue bailando frenéticamente y acaba tumbada de espaldas en suelo. El vídeo se cierra con un plano de la actriz y una voz que dice: “Soy tu obsesión. Soy Belle de Opium, el nuevo perfume de Yves Saint Laurent”.

Vía | El Pais

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *