2 junio 2011 Marcas, Ropa

Hoy en día si se habla de Caramelo, firma gallega, es hablar de una de las firmas más importantes en el mundo de la moda a nivel nacional. La firma ha sabido cómo manejar sus productos para que la gente se sienta confiada y sepa que está comprando productos de alta calidad.

Por ello, la firma gallega da un paso más en su trayectoria profesional presentando su línea de sastrería masculina, una colección dirigida al hombre que quiere vestir una pieza exclusiva y única, así como un traje que le diferencie del resto.

Para el hombre con nivel económico y social medio-alto que se sitúa en un rango de edad comprendido entre los 30 y los 50 años, Caramelo propone una línea que sabe aunar clasicismo y modernidad a través de pequeñas pinceladas de actualidad que le permite adaptarse a los tiempos modernos.

Como resultado son trajes elegantes y sobrios puesto que la colección encuentra aquí su mejor baza para conseguir una imagen masculina y bien cuidada que transmite clase y sofisticación. Desde luego que para el hombre que conoce o viste de Caramelo, sabrá que es una firma sinónimo de elegancia, con lo cual los trajes no iban a ser menos.

Caramelo emplea texturas cómodas, con tejidos naturales y de última generación que se adaptan al ritmo de vida de cada hombre. Las posibilidades de elección son infinitas: tejidos, botones, puños, hilos o cuellos que ofrecen muchas combinaciones para que cada cual elija ese traje que refleje su personalidad.

Vía | Agente K

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *