31 enero 2011 Desfiles, Diseñadores, Ropa

elie-saab-00-horz.jpg

Cerró la Semana de la Alta Costura en Paris y no podía hacerlo en su última jornada de mejor modo, con las propuestas del diseñador libanés Elie Saab que simpre es sinónimo de glamour y etiqueta.

Todo un escaparate de moda femenina el que se vio con la colección primavera-verano 2011 y siendo uno de los diseñadores preferidos de Scarlett Johansson es habitual en las alfombras rojas y la reina Rania de Jordania es una de sus más fieles seguidoras.

elie-saab-0-horz.jpg

Este cumplidor diseñador apuesta por una colección en la que los relieves con motivos florales, la superposición de tejidos y las faldas de amplio vuelo es su constante. Las flores combinan a la perfección con tonalidades pastel, como el lila o el melocotón, y también las más vivas como el rojo intenso y el verde oliva. Y sin olvidar el negro en completo binomio con el blanco.

Pero es que Elie Saab es sencillo pero a la vez glamouroso y tiene su propio ‘toque’ para dar en el blanco en Alta Costura. Mención especial a las filigranas de cristales, de pétalos de organza y de encajes bordados dignos de cualquier princesa.

En esta colección de costura Saab no olvida los drapeados que usa para esculpir las caderas y que contribuyen a dar el toque contemporáneo a los vestidos. El resultado son diseños frágiles, preciosistas e hiperfemeninos.

En definitiva, una colección impresionista, elegante y coherente con el espíritu del creador libanés que está a la altura siempre de los cánones exigidos por la Federación Francesa de la Alta Costura.

Vía | Vogue

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *