21 abril 2012 Ropa

Hay que reconocer que el escote es una de las fuentes de seducción de toda mujer, pero muchas veces no acertamos con el que mejor le va a nuestro cuerpo y siempre surge la pregunta a la hora de escogerlo. ¿Me queda bien o enseño demasiado?
Con el gran número de estilos de escote que hay en el mercado, y la mayoría siempre utilizamos los mismos sin pensar que quizás, no es el más apropiado para nosotras, pero ¿Realmente sabemos a quién favorece cada uno?

Os voy a echar una mano si estáis dudando en qué tipo de escote poneros, por ejemplo, uno de los que más estiliza es el escote en V, que ayuda a favorecer a las chicas que tienen el pecho pequeño dándoles más volumen, mientras que a las de pecho generoso se les acentúa más. En cambio, el escote cuadrado considero que es el más adecuado para mujeres que tienen la espalda estrecha, porque da amplitud a los hombros equilibrando las caderas, y si además tienen el cuello largo y delgado será tu mejor aliado para sentirse favorecida, así que combínalo con una falda o un pantalón ajustado.

Estos dos escotes son los más conocidos, pero también está la opción del escote Halter, que no se si lo conoceréis, pero su traducción significa ronzal, (cuerda que se ata al cuello de las caballerías), en sí, es el cuello sin mangas que se abrocha en la nuca y deja los hombros al aire favoreciendo los hombros y a las chicas con espaldas anchas porque acorta la parte superior del cuerpo.

Y, ¿cómo no? El escote strappless, que el escote termina arriba del busto de manera recta y es recomendable para mujeres con poco pecho y con caderas anchas, aunque para que realmente favorezca es necesario tener los brazos tonificados. Ahora ya no sirve decir que no sabéis sobre escotes, aunque si no os encaja ninguno también existen el escote de barco, escote en U, palabra de honor, corazón, hombros caídos así que busca el tuyo.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *