24 mayo 2012 Curiosidades, Marcas


¡Por fin tenemos resultado! Ya os hablamos en otro de nuestros artículos sobre la situación de Guess y Gucci, pues hoy ya podemos decir que después de tres largos años luchando, quien gana la batalla es Gucci, y nada más y nada menos que con 3 millones y medio de euros. ¡Casi nada!, ¿verdad?

Gucci acusó a Guess de intentar de “copiar” sus productos, desde carteras, cinturones, zapatos, en sí, se refería a todos los objetos que vendía, y el motivo era muy sencillo, porque sus clientes estaban siendo confundidos y su marca se diluyó.

Pues ya tenemos el resultado de todo este revuelo, lo que el Tribunal del distrito de Estados Unidos, concretamente la juez Shira Scheindlin declaró fue que mientras Guess vendía productos parecidos, Gucci no tenía derecho a indemnización por las perdidas o daños de su marca.
Aunque concedió a Gucci una orden judicial permanente que prohíbe a Guess el uso de los tres o cuatro diseños impugnados: las rayas verde-rojo-verde, la conocida “G”, un logo de escritura y un grupo de cuatro G entrelazadas conocidas como Quattro G.

Pues sí, Gucci ganó la batalla, y la verdad que por una suma importante de dinero, nada más y nada memos que ¡3 millones y medio de euros! Y todo esto por las imitaciones de Guess hacia su marca, una de las muchas empresas de bienes de lujo acostumbrada a demandar a presuntos imitadores.

Fuente | Gucci y Guess

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *