20 febrero 2011 Desfiles, Diseñadores, Ropa

hannibal-laguna0.jpg

Las propuestas de Hannibal Laguna con un aforo completo en la Sala Cibeles en la mañana del sábado, se ha caracterizado por una visión romántica de la mujer actual, ya que la colección otoño-invierno 2011-12 presentada por el diseñador en la Madrid Fashion Week, ha ofrecido una visión muy elegante con colores sobrios como el negro y plateados como el agua marino.

Las modelos han presentado diseños de película con siluetas escultóricas y vestidos-joya en tejidos costosos y metalizados. La paleta cromática se mueve entre el camel, negro, verde óxido, oro líquido, crema y nude.

hannibal-laguna.jpgen su gran mayoría con tejidos suntuosos salpicados de bordados metálicos, plisados, jirones hilvanados y le incluye unos toques de luz con los cristales de cuarzo y pepitas de oro que algunas veces parecen piezas envejecidas.

Escotes y cuellos con formas orgánicas ayudan a simular las caracolas mientras que el tafetán plisado emula las cascadas de coral negro. Hannibal juega con los patrones con costuras clásicas sobre lanas y terciopelos, con manga francesa que se completa con guantes al estilo Hilda así como las joyas XXL. Gran importancia al calzado con maxicuñas con apliques dorados en terciopelo.

Para finalizar, el diseñador cerró el desfile con un modelo a lo Gilda con un sofisticado vestido de noche en negro con la cual concluyó un espectacular desfile que iluminó la pasarela Cibeles con las propuestas del diseñador venezolano afincado en Madrid.

Vía | Vogue

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *