22 febrero 2011 Desfiles, Diseñadores, Ropa

javier-larrainzar.jpg

En la tercera jornada de Madrid Cibeles Fashion Week, el diseñador Javier Larrainzar fue el encargado de presentar unas propuestas para el otoño-invierno 2011-12 muy funcionales para la mujer moderna pero sin perder su estilo y para vestirse tanto para el día como para la noche.

Una colección donde predominan lo colores gris, azul plomo, negro, chocolate y algunas pinceladas de pintura en algunas prendas, aunque lo más característico de la colección son las texturas de los materiales.

javier-larrainzar-1.jpg

Como prenda estrella del desfile, el clásico traje sastre que Larrainzar lo reinventa para la mujer actual, pero sin olvidar la línea y corte de la sastrería tradicional así como los vestidos de cóctel.

Unas propuestas que en su totalidad, recuerda a los años 50 y principios de los 60, por sus cinturas marcadas, amplias faldas y abrigos con cuidados detalles y acabados. Gran importancia en la mezcla de tejidos, que van desde el mohair o el tweed, pasando por las sedas naturales con estampados arty.

El diseñador propone los pantalones de vestir, talle alto y pata ancha acabados en vuelta y combinados con sencillas camisas. Faldas plisadas largas también han tenido su parte de protagonismos en Cibeles.

Para la noche vestidos de lurex y terciopelo y para finalizar el desfile, lo ha hecho con una novia romántica y urbana con una falda larga en blanco hasta los pies con apliques en conjunto con una chaqueta con bordados motivos.

Por lo tanto Javier Larrainzar, siendo un cotizado diseñador, si bien ha mostrado una colección muy clásica y comercial no ha presentado prendas innovadoras y ha optado por no arriesgar.

Vía | Vogue

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *