22 marzo 2011 Diseñadores, Noticias

galliano.jpg

Finalmente el diseñador John Galliano se sentará en el banquillo de los acusados el próximo día 12 de mayo. Acusado de los hechos que ocurrieron hace unas semanas y por ello le costó su despido en la maison Dior.

Los fiscales acusan al polémico diseñador de hacer comentarios racistas y antisemitas a una pareja en un bar de Paris. Un delito que en Francia le puede costar hasta seis meses de prisión y una multa de 22.500 euros (31.500 dólares).

El tribunal tiene que examinar dos denuncias, una presentada por la pareja que asegura haber sufrido insultos antisemita de Galliano en un café de París a finales de febrero, aunque posterior el denunciante se arrepintiera de todo ello e incluso llegó asegurar que el diseñador no se merecía la campaña de desprestigio que estaba teniendo.

Y por otro lado, hay otra segunda denuncia que proviene de una mujer de 48 años de edad, quien acusó al modisto británico de hacer comentarios racistas en octubre de 2010, todo esto salió a la luz tras todo el escándalo que envolvió al modisto en aquellos días.

Si recordamos, Galliano, uno de los mejores diseñadores de su generación, fue despedido por Dior tras difundirse un vídeo de un teléfono móvil en el que se le ve, aparentemente borracho en el café La Perle, diciendo: “Amo a Hitler”.

Posterior a través de sus abogados, Galliano se disculpó “sin reservas” por su comportamiento, pero negó que “todas las afirmaciones hechas en su contra”. Ahora según las últimas noticias se encuentra en una clínica de rehabilitación en Arizona a la espera de su comparecencia ante el tribunal y encarrilas su adicción a la bebida.

Vía | El Pais

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *