29 marzo 2011 Diseñadores, Ropa

mary-katrantzou-1-horz.jpg

Los diseñadores al igual que la moda se tienen que innovar y recrear con nuevos aires y diseños. Para ello, hay que dejar paso a los nuevos talentos del patronaje y jóvenes diseñadores, y en un mundo tan disputado y con grandes firmas ocupando el podium, no lo tienen fácil y tienen que afinar mucho su aguja.

Por ejemplo tenemos a Mary Katrantzou que en su colección primavera-verano 2011 titulada Ceci n´est pas une chambre (Esto no es una habitación) se inspirada en el universo del pintor surrealista René Magritte, el cual le supuso un gran despliegue.

mary-katrantzou2-horz.jpg

Unos diseños con arquitectura surrealista, son dos de las señas de identidad que ha presentado en sus propuestas primaverales. Aunque, la influencia de sus padres, ella, diseñadora de interiores, y él, diseñador de tejidos, han sido fundamentales para marcar un estilo propio, que es novedoso y ha causado sensación, ya que parece te asomas a una habitación con vistas perfectamente marcando un equilibrio y armonía.

Por otro lado en la colección de otoño-invierno 2011/2012, Katrantzou parece desviar el foco de atención de los muebles de las habitaciones a las paredes, convirtiendo los tejidos en auténticos frescos italianos llenos de matices y detalles.

Degradaciones en las estampaciones en los vestidos, hasta convertir el dibujo en flores realizadas con paillettes y gran delicadeza en las faldas. En otros de sus diseños, el vestido lo presenta con estampados llenos de recovecos y detalles, convirtiéndose en uno de los ejes fundamentales de la propuesta junto a la silueta, armada y simétrica.

Desde luego que para Katrantzou, su pasión por el arte surrealista y por la arquitectura así como el interiorismo que muestra en las prendas, son la causa directa de su estilo y poco a poco se está haciendo un hueco entre los más grandes.

Vía | Vogue

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *