30 abril 2011 Curiosidades, Diseñadores, Eventos

kate-middleton.jpg

Tras la resaca de tanta boda real en el día de ayer y tras el enlace entre Kate Middleton y el príncipe Guillermo. Comienzan las verdaderas declaraciones desde la firma de moda británica Alexander Mcqueen y del vestido que su directora creativa, Sarah Burton, diseñó para la hoy princesa Catalina.

Hace unas semanas, se especuló que sería la firma británica la encargada de diseñar tan real vestido, aunque supieron tirar balones fuera y consiguieron que el secreto continuase a salvo jugando al despiste.

boda.jpg

Estaba claro que sería una firma cien por cien inglesa y una carga (en el buen sentido de la palabra) llena de significado, dramatismo e historia que dará lugar a abundante literatura en los próximos días, si tenemos en cuenta que Mcqueen murió trágicamente y siempre fue el niño mimando de la moda.

Ahora, Sarah Burton, la mano derecha del diseñador y la que está al frente de la firma, ha sido la encargada de que su recuerdo perdure en la historia. También destacar que el vestido que llevó la hermana de la novia, es creación de la firma.

“Miss Middleton eligió la firma británica Alexander McQueen por la belleza de su artesanía, su respeto a la tradición y por la construcción técnica de su ropa. Deseaba que su vestido combinara tradición y modernidad con la visión artística que caracteriza el trabajo de Alexander McQueen”, explica el comunicado emitido por Clarence House en cuanto Middleton puso un pie fuera del coche.

Ahora con más detalle, se han podido desvelar por ejemplo que la cola mide 2,70 metros y el cuerpo de afilada cintura y caderas acolchadas es un guiño a la tradición victoriana, así como una de las señas de identidad de McQueen. En la espalda, hay 58 botones cubiertos de gazar y organza. El velo también ha sido bordado a mano por los mismos artesanos, ese fue el punto de referencia para que ahora la princesa Catalina se decantara por un diseñador inglés.

Una vez más, Sarah Burton ha sabido plasmar en el vestido la mano indiscutible del creador, y hacernos pensar que el chico terrible de la moda, no ha muerto, aunque muchos quieran comparar este vestido cien por cien artesanal con otros que nada tiene que ver, aunque sean similares.

Una vez visto con más detalle su elaboración, me ha encantado, quizás sea porque McQueen siempre hizo creaciones que nadie hasta la fecha sabe plasmar, al no ser su sucesora en la firma.

Vía | El pais

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *