28 abril 2016 Complementos

Afortunadas_Minipouche_GranCanaria_AndenVerde_F

La marca Afortunadas Islas Canarias nos presenta sus novedades para este verano, se trata de unos diseños de un bolso muy especial y perfecto para la llegada del calor, se trata de un modelo de mano a tu medida, un mini pouches que te acompañará a todas partes.

En esta nueva temporada Afortunadas continúa con el mar y la naturaleza como fuente de inspiración para lanzar al mercado sus nuevos productos. Entre sus novedades se cuentan los mini pouches, un bolso hecho a la medida de las consumidoras minimalistas, las que no necesitan llevarlo todo a todos lados, y con todo el encanto de los pouches que han hecho popular a esta marca canaria.

Afortunadas_Minipouche_LaGraciosa_Velero_F

Un velero en La Graciosa, los colores de los erizos de mar o los acantilados de la costa norte de Gran Canaria sobre el Atlántico son los motivos principales de estos bolsos de mano. Los tres nuevos modelos están elaborados en lona estampada y algodón 100% ecológico y se encuentran ya a la venta a un precio de 46.-Euros.

El modelo la graciosa-velero viene inspirado por el mayor de los islotes del Archipiélago Chinijo, llamado La Graciosa, es un reducto de paz, de silencio, del tiempo quedado, de aguas cristalinas y llanuras de arena. Esta isla serena, dónde aún no ha llegado el asfalto, invita al descanso, a la placidez. Por su parte, el diseño Erizos, es debido a que en muchas costas canarias es fácil encontrar los esqueletos del erizo diadema; caparazones de distintos colores que, por su estética, suponen un tesoro para quien los descubre enteros. Además de su valor decorativo, que contrasta con la agresividad de su aspecto cuando está vivo, estas piezas calcáreas multicolores tienen usos farmacéuticos, en la agricultura, para corregir la acidez del suelo, y dietéticos, para harinas de ganadería, acuicultura y avicultura.

Afortunadas_Minipouche_Erizos_F copia

Y cerramos con los diseños Gran Canaria-Andén Verde. La isla de Gran Canaria acaba al oeste de repente, de manera abrupta, aparatosa; con unos impresionantes acantilados que se erigen desde el mar hasta los mil metros. Y en medio de esa orografía escarpada hay un corredor, una ruta creada antiguamente por el hombre para caminar y pasar sus carros entre el pueblo marinero de Agaete y el recóndito pueblo de La Aldea; el Andén Verde. Los vientos alisios cargados siempre de humedad chocan en esa pared y descargan su bien, de ahí la vegetación que la puebla y su nombre: Verde. Este camino, visita obligada para senderistas locales y de visita, es un auténtico balcón panorámico sobre el Atlántico, un mirador que sobrecoge por su altura y sus colores.

Descubre tu mini bolso de mano para el día a día.

Fuente | Afortunadas Islas Canarias

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *