14 marzo 2015 Desfiles

alexander mcqueen desfile

La pasarela de París aún tiene momentos que sorprenden, y lo hace gracias a grandes marcas, como ha sido el caso del desfile de Alexander Mcqueen, sin duda un punto de inflexión en unas jornadas de moda en la capital francesa, así que un nuevo hit en la París Fashion Week Otoño-invierno 2015.

La diseñadora Sarah Burton sigue con su mentor muy presente, y lo vemos reflejado en cada desfile que vemos de la casa, presentado una colección de pura belleza y con un estilo único-personal y especial. Una belleza salvaje como reflejaba el título de la misma, muy idóneo por parte de la diseñadora. Pero dando un look dramático, o sacando la belleza de momentos de agonía. Sacando por tanto la belleza de lo más imperfecto y de esos momentos más oscuros.

Una unión que ha creado una colección única, con unos vestidos que nos han dejado sin sentido, sobre todo los confeccionados en chifón, con toques increíbles, con todos los detalles cuidados y con garantía de calidad, además de poder ver algunos modelos con la espalda dejada sin abrochar dando un look sensual al modelo.

También nos ha parecido inmenso la apertura del desfile con un abrigo en tono negro clásico, ceñido y con rosas, un contraste único que ha dejado entrever por donde iba a ir la colección. Pudiendo ver un toque sensual, una lucha intensa entre los tejidos y la piel por dejarse ver.

Entre lo visto no sabríamos con que quedarnos, pero si tuviéramos que escoger nos quedaríamos con un vestido en tono nude, con tirantes, cogido al cuello, con toques negros y con escote en pico, con pliegues y con muchas posibilidades de combinación. Pura belleza.

El desfile de Alexander Mcqueen en París ha sido pura belleza.

Fuente | VOGUE

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *