16 junio 2014

La moda está muy vinculada a la originalidad, la artesanía, la apuesta por la innovación y por la calidad, y por supuesto por el arte. Todo ello se ha visto reflejado en la nueva puesta de largo de la cerveza Alhambra Reserva 1925, la cual simboliza la calidad con carácter artesanal a través del misterio de su saber hacer, su origen único y tradición, siendo pura elegancia y una fuente de inspiración.

Sin duda la pasión por el arte une dos mundos diferentes, y a través de ‘Arte por Descubrir‘, podemos conocer a verdaderos artistas que han sabido mantenerse fieles a sus principios como Diego Rodríguez, maestro soplador de vidrio de la Real Fábrica de Cristales de La Granja (Segovia). Desde la marca han buscado descubrir a todo el mundo el respeto de estos profesionales a su oficio, la tradición y la pasión con la que se vive cada proceso, capaces de crear un producto único de excepcional calidad.

alhambra 1925Alhambra Reserva 1925, que cuida cada detalle tanto su proceso de elaboración como de su exquisita presentación, mostrando su lado más fashion y en relación a la moda, se ha convertido en un icono del arte cervecero. De ahí la elección de la Real Fábrica de Cristales de La Granja, a través de uno de sus maestros vidrieros, Diego Rodríguez, que mantiene vivo el trabajar el vidrio de manera artesanal, por el respeto y cuidado, pero que, a base de dedicación e innovación, se han convertido en artistas capaz de sorprendernos con sus creaciones.

La botella de Alhambra Reserva 1925 es una escultura de vidrio que encierra una emoción, un sentimiento y una pasión únicas. Pudiendo ver ese toque fashion, a la moda, siguiendo las tendencias pero sin perder el toque personal y tradicional de la marca.

También te puede interesar