23 septiembre 2013

La moda y la alimentación siempre están muy unidas, ya que son básicos de nuestra vida, tal y como se dice desde hace siempre, “somos lo que comemos, y somos los que vestimos”, así que toca cuidar ambos aspectos de nuestra vida y apostar por la alta calidad en ambos.

En esta ocasión el cocinero con dos estrellas Michelin, Ramón Freixa ha querido unir estos dos artes en un solo plato de cocina, ha querido mostrar la pasión de la diseñadora Teresa Helbig en un plato que representa las colecciones frescas, coloridas y floreadas de una de nuestras grandes diseñadoras.

Con esta plato el chef ha querido representar lo que la diseñadora nos presenta en cada colección, con cada desfile y con cada una de sus prendas, ese toque dulce, con flores, llamativos, pero con un toque pícaro y por supuesto con tejido de alta calidad, como el encaje. Cuidando hasta el mínimo detalle.

freixa y helbig

Esta diseñadora ha destacado por su creatividad, buen gusto y pasión, creando modelos espectaculares desde su atelier de Barcelona. Teresa crea y desarrolla todas sus prendas. Es un laboratorio de tendencias donde experimenta con los mejores tejidos hasta conseguir vestidos únicos y excepcionales, alejados de las producciones en serie; al igual que Freixa trabaja en su cocina con los mejores productos para crear los mejores platos, un laboratorio único en cada caso.

El estilo de Teresa Helbig es femenino, elegante y al mismo tiempo sofisticado que hace que todas sus creaciones perduren en el tiempo ajenas al paso de las temporadas.

plato freixa para Helbig

Dos pasiones unidas, dos artes que se entrelazan.

También te puede interesar