5 diciembre 2014

La elegancia, el estilo y la pasión no sólo viene impresa en el mundo de la moda, sino que también se puede observar en otros campos, donde el diseño, el gusto y los sentidos son básicos, y entre ellos encontramos una marca de referencia que lleva desde 1551 sirviendo buen gusto y alta calidad, Codorníu.

Ahora la marca ha querido dar un paso más allá, y lanzar por primera vez una campaña global para avanzar y seguir con su estrategia internacional, porque esta marca no sólo es champagne, sino que es Codorníu, desde 1551. Ese es el lema que han querido mostrar, a parte de dar a conocer a sus nuevos embajadores, Jordi Cruz, chef 3 estrellas Michelin y Miriam Ponsa, diseñadora de moda ganadora de la 080 Barcelona Fashion.

Sin duda Codorníu es una marca líder del sector cava en nuestro país y una de las empresas familiares más antiguas del mundo, pero ahora ha querido dar un paso más y seguir las tendencias actuales de globalización, y por ello ha presentado esta elegante campaña para lanzar a todo el mundo una empresa tan representativa. Con esta campaña se busca el reivindicar el origen y los valores de la marca, pionera y líder en su sector, tras más de 450
años de historia.

En la campaña de este año participan los dos nuevos embajadores de marca, Jordi Cruz (chef tres estrellas Michelín) y Miriam Ponsa (diseñadora de moda ganadora de la pasada edición de la 080 BCN Fashion), que representarán a la marca a lo largo de todo el año, y que son dos grandes puntos de imagen por su creatividad, su lucha día a día en sus respectivos sectores, por el respeto y por su pasión a la hora de cuidar cada detalle.

El título de la campaña “No somos Champagne, somos Codorníu” refuerza la personalidad única de la marca: pionera del cava, innovadora y cercana, de caldos de calidad equiparables a los mejores espumosos. Productos pensados para convertir cualquier momento especial en un instante inolvidable de celebración, porque como se destaca en la campaña “celebrar es la mejor manera de agradecer”. Transmite los valores de una marca de referencia en el sector.

Además, la marca cuida todos los detalles y en una de las opciones que ha presentado podemos ver esa inclinación hacía el mundo de la moda, con sus valores de humanidad, frescor, alegría y sensualidad; y presentando la versión exclusiva de un producto para hostelería de moda: el Anna Blanc de Blanc Reserva, y su versión Mini, perfecta para eventos y fiestas cotidianas.

La nueva campaña, que recupera la emotividad de los anuncios de la marca de los años 70, ha sido creado por el director creativo Toni Segarra.

También te puede interesar